Dream Void

In which your self explodes and your inner spirit thrives

Requiem de Mayo

Posted by Tilja on October 27, 2009

Ahora que por fin puedo mantener las entradas a este blog cortas, haciendo que la mayor parte del texto vaya detrás de un link, puedo por fin publicar mi fic seriado.

Una aclaración que hice anteriormente. Requiem de Mayo planea ser la primera parte de tres, todas con un indeterminado y largo número de capítulos. Eso sí, cada parte tiene un final de su tema principal. Es por eso que si alguien decide no leer hasta que no esté terminada la parte, no me ofendo. Se lo que es quedarse con sólo una parte de una historia y que nunca tenga final.

Para los que conozcan bastante de Clamp, este fic tiene como protagonistas personajes de diferentes obras, CCS y Ladrón de Mil Caras son los que aparecen hasta ahora. Mas adelante ya es otra cosa ^-^

Requiem de Mayo 1

Llegada

El aeropuerto de Heathrow es el más concurrido de los cinco aeropuertos de la zona de Londres. Al ofrecer más de 180 destinos alrededor del mundo en vuelos durante todo el año y a cada hora del día, no es de extrañar ver a personas de todo tipo de nacionalidades transitando por el prestigioso y más requerido aeropuerto de toda Europa. La mitad de la Temporada Media atraía una variedad de gente del mismo calibre que el pico de la Temporada Alta, solo que en forma más calmada y pausada. En el área de la sala de espera la actividad era ferviente con las idas y venidas de las personas a medida que sus vuelos llegaban o partían, por lo que nadie prestaba atención a aquél hombre parado mirando la pantalla de los vuelos de llegadas desde hacía media hora. Sus facciones no eran nada fuera de lo normal en ese lugar tampoco, su cabello castaño claro reflejaba la luz del sol al tocar su cabeza de vez en cuando entre medio del paso de la gente, los brillantes ojos claros estaban fijos en la pantalla sobre su cabeza, sus manos metidas en los bolsillos de su gabardina para mantenerlas quietas. Hacia finales de abril la temperatura se hacía cada vez más cálida pero seguía siendo fría de todos modos, además de que nunca se sabía cuándo llovería. Y en su línea de trabajo tampoco era conveniente llevar un paraguas en las manos todo el tiempo.

Los minutos pasaban y por fin apareció la línea que estaba esperando, un arribo en 10 minutos. Se movió del lugar en el que había estado parado y siguió al grupo que se dirigía hacia la salida de la Puerta 7. Un semicírculo comenzó a formarse alrededor de la salida a medida que se acercaba la hora. Muchos de los que había allí eran de nacionalidad oriental, todos esperando la llegada de sus amigos y familiares al igual que él. Por fin el altoparlante anunció la llegada del vuelo de Virgin Atlantic de las 11:40 AM proveniente de Tokyo y 5 minutos más tarde, los pasajeros estaban atravesando la puerta y dirigiéndose cada uno hacia quienes los esperaban en el borde de la valla divisoria. Era alto pero estaba en puntas de pie mirando ansiosamente a la gente que salía. Al poco, una chica de cabello negro atado en dos colas altas sobre su cabeza a cada lado de su rostro salió por la puerta con su equipaje de mano al hombro. Sus inteligentes ojos oscuros comenzaron a recorrer a la muchedumbre reunida alrededor hasta dar con lo que estaba buscando. El estaba agitando los brazos frenético en señal de reconocimiento y ella fue con paso firme y rápido hacia donde la estaba esperando para envolverla en un fuerte abrazo.

-Bienvenida. Te extrañé mucho. -Le dijo mientras la apretaba fuertemente contra sí.

-Yo también te extrañé. Lamento que haya tomado tanto tiempo. -Se quedó mirándolo a los ojos. Hacía medio mes que no lo veía y ahora intentaba reconocer todos los cambios que pudieran haberse efectuado en él en su ausencia. Lucía igual que siempre, ansioso, tierno, alegre, gracioso, y tan guapo.

-¿Y cómo estuvo? -Preguntó dejando pasar eso de largo mientras ponía el brazo alrededor de sus hombros y se dirigían juntos hacia la sección de equipajes para recoger sus cosas. -¿Tu familia está bien?

-¡Fue maravilloso! ¡Todos están bien y el bebé es lo más lindo que has visto! Desearía que hubieras estado ahí, te extrañé demasiado. -Suspiró mirando su rostro sonriente.

-No podía ir, estaba en servicio, -se disculpó. -Además, ellos son tu familia, no la mía.

-Dirás “no todavía”. -Tenía un brillo especial en los ojos al decir esto y él la miró con esa mirada amorosa que tenía solo para ella. -Se que les agradarás mucho en cuanto te conozcan. Es por eso que hubiera querido que vinieras conmigo esta vez.

-¿Qué hay de cenar? -El cambio abrupto de tema no era tan extraño como puede parecer. El joven hombre tenía un sano apetito muy normal para su edad y la comida era algo que siempre estaba en la superficie de su mente en cualquier momento. La chica sonrió ante esta muestra de cotidianeidad.

-Ya verás. Sakura me enseñó algunas nuevas recetas que te van a encantar.

-Me encanta cualquier cosa que tú prepares, querida. -Habían llegado a la cinta de equipajes y estaban esperando a que aparecieran las valijas. -¿Viste a tu madre? -Lo dijo como si fuera algo sin importancia pero ella lo notó y al momento sus ojos y su voz se endurecieron.

-No, y no deseo hablar más del asunto. Por favor no lo vuelvas a mencionar, Ryusuke.

-Meilin, se razonable, por favor. Si nos vamos a casar es mejor obtener la bendición de tus padres. ¿No puedes intentar ponerlo de lado y hablar con ella una vez más? Estoy seguro que no lo hizo con mala intención. -Todo esto lo dijo lo más gentilmente que pudo, ya que el tema era algo muy molesto para la chica pero ella no dio el brazo a torcer.

-Fui a visitar a mi primo y a su hijo recién nacido, mi madre no tenía nada que hacer en un lugar como ese y si hubiera estado allí, yo no hubiera ido. ¡Y no necesito su “bendición” para vivir mi vida como yo quiera! -Contestó enojada. -Nunca respetó mis decisiones así que no tengo por qué respetar las de ella. Ahora se bueno y ayúdame con las maletas. Creo que traje demasiado. -Ya estaba levantando una pesada maleta de la banda y él tuvo que dejar el tema y ayudarla con los bolsos y ya no hubo más oportunidades para hablar de eso, lo cual fue un alivio para Meilin que odiaba discutir con él luego de haber estado separados por tanto tiempo.

Ryusuke la llevó en auto hasta la residencia Hiragizawa, donde ella se estaba quedando hasta después de la boda, momento en el cual se mudarían a su nueva casa refaccionada, el regalo de bodas que les había hecho Eriol, quien dijo que quería mantener a la pareja cerca para que entretuvieran a su esposa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: